Nuestra fundadora

 

¡Hola, te agradezco que estés aquí! Mi nombre es Amina Haji, M.D. Soy médico de cuarta generación. Mi abuela era médico en India en la década de 1930. Más tarde, se convirtió en defensora de la libertad y activista con Mahatma Gandhi, y luego pasó el resto de su vida en un Ashram en el Himalaya. Mi abuela fue una gran inspiración e influencia para mi propia vida. Hasta el día de hoy, veo mi misión de vida como una combinación de justicia social, salud y espiritualidad.

Mi mamá y mi papá fueron médicos en Bryan, Texas. En los años 70, eran los únicos médicos de nuestra ciudad que aceptaban pacientes de Medicaid. Estaban comprometidos a servir y cuidar a todos. Cuando era niña, fui testigo de la diversidad de personas que venían a verlos. Nuestra ciudad, como cualquier otra de este país, estaba dividida por la segregación, la disparidad económica, y los antecedentes raciales y étnicos. Al observar cómo los pacientes más ricos, y en su mayoría blancos en ese momento, se sentían incómodos en la sala de espera de mis padres me hizo darme cuenta de que la atención médica era un bien que estaba influenciado y limitado por las desigualdades estructurales de nuestra sociedad.

Aprendí que no bastaba con abrirle las puertas a todos. También necesitamos cultivar las conexiones y la comprensión entre los miembros de nuestra comunidad.

En casa, practicamos yoga y seguimos nuestra cultura de Ayurveda, la ciencia de la vida y el sistema tradicional de medicina en la India. Esto me formó como persona y me inculcó la creencia de que el alimento es medicina. Para estar equilibrados y completos, debemos cuidar diariamente el cuerpo, el alma y la mente.

Al llegar a la facultad de medicina de la Universidad de Texas A&M y posteriormente a mi residencia y práctica en el hospital Seton White & Brackenridge, me sentí consternada: fue un shock descubrir que la comunidad médica consideraba la atención médica como un proceso para reparar una parte del cuerpo sin tener en cuenta o ignorando todos los demás factores que influyen y dan forma a nuestras vidas.

Además, la medicina era un negocio que veía al paciente como una fuente de ingresos, una relación consumidor-proveedor. Este enfoque contrastó fuertemente con la forma en que mi familia había practicado la medicina. Mientras el hospital incentiva procedimientos costosos y ganancias económicas, el cuidado de la salud consciente trata de ver al individuo como un ser humano completo y considera todos los factores que influyen y dan forma a su vida.

Amina Haji, MD es médico familiar en Austin, Texas. Practicó medicina familiar en un centro de salud comunitario en Austin durante diez años y atención de urgencias en Iowa City y Austin durante los últimos siete años.

Las raíces médicas y activistas provienen de su familia y padres, que son médicos. Después de la universidad, trabajó como organizadora sindical, aprendió danza Africana Occidental y pasó un año en la India, África Oriental y Sudáfrica.

Habla con fluidez en español, gujarati e inglés.

Practicó diariamente yoga durante 20 años.

Le encanta viajar y se divierte mucho con sus tres hijos, Kyle, Zen y Omi.

Ella está lista para implementar su sueño, brindando servicios médicos integrales de alta calidad a pacientes de todos los orígenes culturales y socioeconómicos.

“Creo en el Centro Comunitario para el Bienestar Karisha porque, como seres humanos, todos buscamos el bienestar y tenemos el potencial innato de vivir bien y prosperar. Nuestra población estadounidense se está cansando del sistema de atención médica orientado a la enfermedad, en gran parte privatizado y centrado en las ganancias, y busca un cambio que sea rentable, humanista y que se preocupe por el bienestar. Karisha es una solución de sentido común para pasar de la atención a la enfermedad a la atención de la salud, para todas las personas”.

— Amina Haji, M.D.

CEO y Fundadora de Karisha, Medicina Familiar Integrativa

 

Ir al contenido